Hoy, en El patio de mi web, “Cómo elaborar un plan de marketing digital en cinco pasos”

(Parte I) para no publicar en las RRSS como pollo sin cabeza.

Los preliminares sí son importantes

En el anterior post te dimos algunas razones por las que deberías elegir el 2021 para adaptar tu negocio al entorno digital. En esta ocasión, vamos a suponer que ya tienes una plataforma creada (una web, un e-commerce, un blog, etc.) para llegar a tus clientes y que tu siguiente paso es elaborar un plan de marketing digital.

Este es uno de esos casos en los que los preámbulos, preliminares, prolegómenos o como los quieras llamar sí son “muy”, pero que “muy”, necesarios.

blog-preliminares

Publicar en RRSS sin un plan de marketing = KK

Actualmente, más del 90% de las pequeñas empresas se lanzan a crear perfiles en las redes sociales y a publicar contenidos en ellas como pollo sin cabeza y careciendo de una estrategia bien definida. Es decir, sin haber dedicado un tiempo muy necesario a realizar un plan de marketing digital. Crasso error. Porque tener una maravillosa web, una perfecta tienda online o cuenta en todas las RRSS del planeta y no saber cómo llegar a tu público, ni qué es lo que las personas necesitan de ti será, finalmente, peor que no tener nada.

Te resumo qué vas a encontrar en este y en los próximos posts:

Qué es y cómo elaborar un plan de marketing digital fácil y práctico, en cinco pasos

  1. Análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades internas y externas)
  2. Objetivos (nuestro faro)
  3. Estrategias y tácticas (qué y cómo)
  4. Plan de acción (al lío)
  5. Medir y corregir (está claro que para mejorar)

Menudo plan...

En primer lugar, decirte que la coherencia es fundamental. Por eso, el plan que vas a elaborar va a tener que estar alineado con el “planazo general” de tu negocio, o sea, que debe ir en la misma línea y de la manita.

Al final, elaborar un plan de marketing es como hacer un viaje. Primero, decides tu destino; segundo, preparas una hoja de ruta y por último, ordenas la maleta y te lanzas a la acción. Además, durante la aventura, vas rellenando el cuaderno de Bitácora para que no se te olviden las buenas y las malas experiencias, -que ya sabemos cómo están esas cabecitas y luego...- ¡menudo festival cuando te quieres acordar de todo y no lo has ido apuntando de alguna manera!

Beneficios de hacer un plan de marketing digital

Hay muchos más, pero para no enrollarnos mucho, te enumeramos algunos:

  • Te ayuda a tener un propósito claro

  • Te informa de cómo está tu negocio, la competencia y el mercado

  • Te obliga a focalizar (desde dónde partes y hacia dónde te diriges)

  • Te ordena los objetivos y te da las herramientas para conseguirlos

  • Te sirve de brújula para no desviarte de tu ruta

  • Te marca el qué, el cómo y el cuándo; o sea, te acciona

  • Si te equivocas, no es un drama; puedes rectificar

Y ahora al jaleo ¡que viene el DAFO!

¿Qué es un DAFO?

DAFO son las siglas de dos factores internos sobre tu empresa (debilidades y fortalezas) y dos factores externos sobre el mercado: amenazas y oportunidades. Vamos, los pros y los contras que hay ahora mismo en tu patio, en el patio del vecino y en la plaza de la alhóndiga, por así decirlo. Para empezar, sacaremos la lupa de Sherlock y levantaremos, sin más excusas, las alfombras de casa.

blog-tabla-dafo

Factores internos: Debilidades y fortalezas 

Debilidades

Para rellenar este apartado, puedes preguntarte lo siguiente:

  • ¿Qué hago mejor y peor que mi competencia?
  • ¿Qué imagen de marca estoy transmitiendo?
  • ¿Qué recursos tengo y cómo los estoy gestionando?
  • ¿En qué me reporta o no mi web y mi presencia en redes?
  • ¿Cuáles son las causas de los principales problemas de mi negocio?

Fortalezas *

Lo mismo que en el punto 1 pero viniéndote arriba:

  • ¿Qué es lo que me hace ser el/la “más mejor” o por lo menos, diferente?
  • ¿Cuál es el plato fuerte de mi nevera?
  • ¿De qué medios técnicos, humanos, económicos y emocionales dispongo?

* Un recurso que te puede ayudar para sacar más pecho, si cabe, es recordar qué cuenta tu madre a sus amigas sobre el negocio de su hijo/a.

Factores externos: Amenazas y oportunidades 

Amenazas

Analizaremos el entorno y detectaremos aquellas situaciones externas a nuestro proyecto o negocio que nos podrían perjudicar, bien a nivel social, económico, tecnológico, político, etc. Aquí van algunas reflexiones que te pueden ayudar:

  • ¿Hay personal cualificado en el mercado?
  • ¿Me perjudican fiscalmente las políticas gubernamentales, la actual legislación o alguna normativa en particular?
  • ¿Dispongo de materias primas en el mercado nacional o debo importarlas?
  • ¿Qué hacen los competidores mucho mejor que yo?
  • ¿Hay suficiente mercado en mi área de influencia?

Oportunidades

Este apartado se traduce así: qué hay ahí fuera que juegue a mi favor. Por eso, algunas cuestiones que te deberás plantear son:

  • ¿Qué puedo aprovechar del contexto externo ahora mismo para mejorar mi productividad/competitividad...?
  • ¿Qué tendencias de consumo puedo aprovechar ahora mismo?
  • ¿Qué tipo de alianzas puede establecer para aumentar mi competitividad?
  • ¿Qué cambios políticos, económicos, legislativos, tecnológicos, sanitarios, sociales, en la educación... se han producido o se van a producir, que representen una oportunidad para mi proyecto?

Y hasta aquí el primer paso en la elaboración de un plan de marketing digital. Ahora, te lo dejamos a ti. Dispones de dos semanas para dedicarte al DAFO en cuerpo y alma y construir los cuatro pilares de tus futuras acciones de venta y comunicación.

Nosotros nos quedaremos por el patio por si, durante el proceso, nos quieres comentar algo o tienes cualquier tipo de duda, sugerencia o lo que se te ocurra. Y si te entran unas ganas locas de ponerte en marcha y quieres comentar la jugada, no tienes más que ponerte en contacto con Shami Comunicación Digital.

En el próximo artículo, te hablaremos de objetivos, estrategias y tácticas infalibles; todo lo que debes tener en cuenta antes de tomar acción digital, tengas o no tengas redes, una web perfecta, una tienda online o un fabuloso blog.

Y recuerda que “al arbolito, desde chiquitito”. Feliz DAFO y hasta el próximo post.